De pequeña iba a un taller de cerámica, creaba figuritas que regalaba, macetas que aún van por casa y todo lo que se me ocurría. Me encantaba! Después con las clases lo dejé y… hasta ahora, que hace unos meses compré pastillas de arcilla de secado al aire y he vuelto a crear ❤️ es genial sacar un ratito para mi, ensuciarme las manos y desconectar.

Y como fan de las Polaroid y fan de imprimir las fotos para tenerlas a mano y a vista, he hecho estos marquitos de arcilla en forma de Polaroid que sirven como portafotos. Además le he puesto un imán por detrás, un DIY de lo más completo!

Materiales:

– Arcilla de secado al aire / pasta de modelar (yo uso la marca Sio-2 Plus)
– Rodillo
– Cartulina
– Cuchillo
– Esponja (opcional)
– Imán
– Tus fotos favoritas!

Primero prepara tus plantillas de cartulina para hacer la Polaroid. Necesitarás un rectángulo de 10 x 8,5 cm y el cuadrado interior donde irá la foto, de 6,5 x 6,5 cm. Puedes hacer otras medidas, por supuesto! Estas son las que yo he usado. Después amasa un poco de arcilla y extiéndelo con el rodillo de manera uniforme, que quede una superficie plana de medio cm de altura más o menos.

Coloca encima la plantilla y corta con el cuchillo el rectángulo, quítala con cuidado y coloca el cuadrado dentro dejando el mismo margen por arriba que por los lados, y más ancho debajo. Retira con mucho cuidado la arcilla sobrante y deja que se seque sobre una superficie lisa (yo uso una lámina dura de plástico). Si han quedado imperfecciones, puedes retocarlas con una esponja y agua. También puedes aprovechar para marcar sobre la arcilla con unos sellos: las iniciales, una fecha…

 

En 24/48h estará seco y listo para pintar si es necesario, aunque yo lo he dejado al natural porqué esta arcilla ya es blanca al secar, pero si que los he lijado un poco para quitar imperfecciones. Ahora viene el momento foto: elige tus favoritas y prueba el encuadre, ya que como no es muy grande tienes que asegurarte que se verá bien y no quedará nada tapado. Recorta la foto usando la plantilla del cuadrado del principio, pero añadiendo un par de milímetros más.

Y después hay 2 opciones: pegar directamente la foto en el marco, o bien hacer un “bolsillo” de cartulina para poder ir cambiando la foto. Sólo se necesita un cuadrado más grande que la foto y hacer una muesca redondita en la parte superior para que se pueda sacar la foto. Este bolsillo sólo debe pegarse con cola por los 2 lados y la parte de abajo. Ya tienes tu Polaroid portafotos listo!


 

¿Qué te parece el DIY? ¿Has probado alguna vez este tipo de arcilla?
Los míos ya lucen en nuestra nevera, también podría usarse como detalle para celebraciones, no?
Incluso para hacerlo con niños es muy fácil y se lo pasarán genial!
Si haces tus marcos Polaroid, envía foto!