¿Algún fan de las Polaroid en la sala? Yo ya me he confesado en muchas ocasiones, me encantan! Entre nostálgico y mágico, estas fotos tienen la esencia de la fotografía, capturando momentos únicos, instantes. Imagina lo guay que debía ser en la época de las auténticas cámaras de este estilo, ver cómo salía la foto después de hacer click! en un papelito blanco y poco a poco iba apareciendo la imagen.

Ahora ya nada de esto nos sorprende, estamos tan acostumbrados a tenerlo todo YA o conseguirlo fácilmente que se pierde la magia. Y es que no hace falta tener una cámara retro para hacer estas instantáneas, ni tampoco una Instax de estas tan monas en colores pastel… vamos a hacer trampa! Te traigo diferentes maneras de convertir tus fotos normales en bonitas polaroid.

La opción DIY
Es muy fácil, simplemente tienes que hacerte una plantilla con bordes blancos alrededor de la foto y cortarla a medida una vez impresa. Pero no te preocupes si no dominas Photoshop, te voy a explicar cómo puedes hacerlo con cualquier programa que te permita insertar imágenes. En este caso he usado la herramienta Presentaciones de Google (puedes encontarlo desde tu cuenta gmail > drive > nuevo > presentaciones), es como un PowerPoint pero sin abrir ningún programa, lo tienes online y puedes editarlo desde diferentes dispositivos si lo necesitas.

Una Polaroid puede tener diferentes medidas, en este caso la haremos de 7,5×10 cm con la foto en formato cuadrado. Si luego queremos imprimir nuestras fotos, podemos crear una plantilla con la medida 10×15 cm y nos cabrán dos Polaroid. Imprimir una foto 10 x 15 cm es bastante barato, así que nos saldrá bien de precio!

Entonces el primer paso sería crear la plantilla, para eso ajustamos la medida de la hoja a 10x15cm (Archivo > Configuración de página). Ahora podemos marcar una línea justo por la mitad, que será donde cortaremos una vez impresa. Busca la herramienta Línea y dibuja una de arriba a abajo por la mitad de la hoja, que sería a 7,5cm (activa las reglas para hacerlo exacto! Ver > Mostrar regla).

Ahora dibujamos un cuadrado y lo centramos en la parte superior, dejando un borde por encima de 1cm y por los lados de 0,70cm aprox. La parte de abajo tiene que ser más ancha para simular este estilo de foto retro. Insertamos la foto y la colocamos encima del cuadrado para que esté centrada, si nuestra foto no tiene formato cuadrado con el botón derecho podemos recortarla.

En el espacio de abajo tienes sitio para escribir, usa una tipografía de estilo caligrafía o hand lettering y ¡listo! ya tienes tus fotos Polaroid listas para imprimir. Para guardar ve a Archivo > Descargar como > JPG y se creará un archivo 10x15cm que podrás imprimir como una foto. Hay muchas webs de revelado online con buenos precios para imprimir fotos, yo te recomiendo Saal o Photobox.

La opción fácil
Hay también opciones más rápidas para convertir tus fotos “normales” en molonas Polaroid. Cómo? Pues con diferentes apps o acciones rápidas de Photoshop. Un programa que funciona muy bien y además tiene un diseño chulo es “Pola”. Abres la foto que quieres convertir y en un par de clicks la tienes hecha, además tiene la opción de añadir texto. Después sólo te quedará imprimir y recortar. Puedes insertar las imágenes hechas, en la plantilla 10x15cm que comentábamos antes.

La opción rápida
Si tienes prisa (y/o pereza), también hay una opción rápida: pide directamente tus fotos en formato retro en algún sitio donde imprimen. Puedes hacerlo desde diferentes webs, como por ejemplo Cheerz que tienen cajitas monísimas y puedes seleccionar las fotos desde tu cuenta de instagram o facebook. O en webs donde ofrecen revelado digital puede que tengan también tienen la opción de “fotos retro”, como en Saal, Photobox, Pixum…

imprimir fotos polaroid

Como ves, hay muchas formas de tener tus fotos Polaroid y después puedes usarlas para decorar la casa en una bonita guirnalda, para acompañar un regalo o para que forme parte de la invitación de boda, como hicimos en la nuestra! ¿Te animas a probar? Etíquétanos para verlo! > @wacapaka