A menudo cuando nos reunimos con novios para hablar de las fotos de su gran día, no están interesados en hacer la sesión pre boda. Explicamos de qué va: es una sesión de fotos de pareja que se hace con unos meses de antelación a la boda, en algún exterior bonito y de manera informal.

Sabemos que hay parejas (y normalmente por parte del chico…) a las que no les va mucho esto de las fotos, y se imaginan que van a pasar el rato incómodos y sufriendo. Pero nada más lejos de la realidad, es una ocasión perfecta para perder el miedo a las fotos y, sinceramente, la sesión preboda tiene que ser OBLIGATORIA!

Que nadie se asuste, no vamos a forzar a nadie ni queremos colaros ese servicio por la cara, es más: lo incluímos siempre sin coste extra al contratar la boda. Por qué la verdad es que nos parece muy interesante hacer esta sesión, y para convenceros vamos a daros 5 razones para decir Si, quiero la sesión pre boda!

1. Para conocernos
La primera razón y más importante para los fotógrafos, es que es necesario un primer encuentro fotógrafos-pareja con cámaras entre medio. Así vais perdiendo el miedo a las fotos, y el día de la boda os sentiréis más cómodos y no estaréis pendientes de la cámara. Además, mientras vamos haciendo fotos vamos hablando y nos conocemos mejor para no ser unos extraños en vuestro gran día.

2. Para tener un recuerdo
Es la excusa perfecta para tener un recuerdo especial de este momento de vuestra relación. Tendréis unas fotos profesionales, nada de selfies hechos con el móvil, en un lugar bonito mientras paseamos y hablamos. Queremos que paséis un rato divertido, que os miréis a los ojos, que os abracéis y que celebréis vuestro amor.

3. Para hacer las invitaciones
Una vez tengáis las fotos, podéis usarlas para hacer las invitaciones de boda. Así serán mucho más personalizadas y seguro que cuando las entreguéis se la guardan de recuerdo.

4. Para regalar
¿Habéis pensado en qué regalar a vuestros invitados? Podéis aprovechar las fotos de la sesión para crear un detalle único como imanes personalizados, tarjetas tipo recordatorio, o regalar ampliaciones a los abuelos y los padres ¡les encantará tener una foto bonita de la pareja!

5. Para hacer un libro de firmas
El día de la boda estáis rodeados de gente que os quiere, así que prepara un libro de firmas con las fotos de la sesión y espacio en blanco para las palabras bonitas de vuestra gente. Tendréis el recuerdo de las fotos+palabras para guardar todo junto.

Y, añadimos otra más, para actualizar vuestros perfiles de Facebook! 😛

Así que no os lo penséis más y animaros a hacer una sesión pre boda. Es más, aunque no os caséis, hacer una love session porqué sí también tiene su punto: pasaréis un rato divertido juntos y tendréis fotos bonitas. ¿Te animas? ¿Nos cuentas tu experiencia?