Vale, beber en frascos no es «lo más»…ni lo más cómodo, ni lo más normal, pero hay veces que es difícil no caer en ciertas modas y seguro que a estas alturas habrás visto más de una foto donde en vez de vasos se usan tarros de cristal para tomarse un batido, una limonada o un mojito. En Instagram son todo un clásico y podemos encontrarlos en tiendas de decoración y cosas para casa… pero ¿por qué no fabricarnos uno nosotros mismos?

 

De hecho este DIY no tiene ningún secreto, y en tres simples pasos ya lo tenemos listo! Sólo necesitamos un tarro de cristal con tapa de rosca, en este caso uno de mayonesa, hacemos un agujero en el centro del tarro con una broca del mismo tamaño que una pajita, y después lo pintamos a nuestro gusto. Yo he usado un spray rosa y por encima le he hecho unos topitos en azul.

Y ya está, ya podemos llenarlo con nuestra bebida fresquita y sentarnos a relajarnos un rato, a tomar el sol, a leer o a mirar el paisaje… tarro en mano. Y oye, lo mejor de todo es que con la tapa no te va a caer ninguna mosca dentro, que ya sabemos lo pesaaaadas que se ponen con el calorcete..!

En unos días os pondré algunas recetas de bebidas y smoothies de frutas bien ricos para cuidarnos un poco, que no todo pueden ser cervecitas ;)