Me he vuelto una adicta a las cajitas, y es que es tan cómodo! Adiós a los problemas para envolver según qué regalo, ya sea un vale, una figurita de fieltro o cualquier cosa irregular, que por mucho washi tape que le pongas queda una cosa rara… La solución: cajitas de cartulina. En nuestro querido internet podemos encontrar un montón de plantillas para hacer todo tipo de cajitas. Es más, nosotros más de una vez hemos compartido este tipo de plantillas, la última fue una caja en forma de corazón (click aquí), y hoy volvemos con una cajita tipo petaca.

Es muy fácil de montar y sólo se necesita un poquito de pegamento. Descárgate nuestra plantilla, imprímelo directamente sobre la cartulina que quieras usar (estampada, kraft, blanca…) o hazte una plantilla con papel para marcar las veces que quieras.

 

Recorta la silueta, y con la ayuda de un cuter y una regla marca la línea por donde se tiene que doblar. IMPORTANTE: usa la parte del cuter que NO corta ;)
Dobla por la mitad (donde se unen las dos “curvas” de cada extremo). Verás que una de las partes es más larga, porqué es la solapa que une los dos lados, dóblala hacia dentro. Guarda la cartulina sobrante y utiliza la curva para marcar por la parte de dentro la curva inversa por donde se abrirá y cerrará la caja.

 

Sólo hace falta poner un poquito de pegamento en la solapa y doblar los extremos, una solapa encima de la otra. En la que queda arriba, puedes recortar una muesca para poner el dedo y que sea más fácil de abrir. ¡Ya está! Pon unos bombones dentro o lo que quieras, cierra la cajita y decórala con un cordón, una etiqueta o lo que se te ocurra!

 

Descarga la plantilla de la caja