¿Aun no ha quedado claro lo fans que somos de Instagram? Hemos hecho murales, exposiciones, posavasos, postales, tenemos las fotos en álbumes, en el cabecero de la habitación…y ahora también en la cocina. La moda del #piestureo si que la cumplimos en la red social, pero aunque no somos muy #foodporn nos gusta de vez en cuando colgar fotos de platos, alimentos y bebidas.

Teníamos un marco cuadrado vacío, así que hice una composición de 9 fotos relacionadas con la comida y ¡listo! Da mucho colorido, y acompaña nuestra última adquisición bonita: la báscula vintage. En la otra balda el punto decorativo lo protagonizan las 3 botellas de cerveza que pinté el otro día con spray (lo enseñé por Instagram, cómo no) y unos mini pompones en azul y amarillo.



Y ya que estamos aquí dentro, te enseño el resto de la cocina! Hemos aprovechado los muebles que había, con un pequeño tuneo: antes con las puertas marrón y azul/mint y ahora en blanco para dar más luz. Debajo de los estantes hemos puesto dos mesas altas con taburetes, y en el otro extremo de la cocina tenemos unas super estanterías de madera que nos sirven como despensa abierta y para poner ollas y otros utensilios que no nos caben en los armarios.





Puedes ver otros rinconcitos de nuestra casa aquí.