Seguimos con la segunda entrega de las cámaras lomográficas. Hace un tiempo empezamos con la Fisheye, podéis recordarlo aquí, y ahora vamos con la primera cámara lomográfica que comprarmos y que nos enganchó a este nuevo mundo analógico: la Supersampler.

La Supersampler es una cámara multilente que captura cuatro imágenes verticales en secuencia en una sola foto. Es muy fácil de usar, simplemente tienes que apuntar al sujeto, tirar del cordón y pulsar el botón.

CARACTERÍSTICAS:

  • Tamaño: 6,5 cm (2,5″) x 3,25 cm (1,25″) x 10,15 cm (4″)
  • Lente: 4 lentes panorámicas de plástico de 20 mm
  • Obturador: Dos velocidades disponibles: 4 fotos en 2 segundos (0,50 s/foto) o 4 fotos en 0,2 segundos (0,05 s/foto)
  • Enfoque: 0,3 metros (1′) hasta el infinito. No requiere ningún ajuste de enfoque.
  • Película y exposición: Todas las variedades de 35 mm (negativo en color, diapositiva, blanco y negro) Utilizar sólo en exteriores. Se pueden captar escenas interiores con luz, pero el resultado aparecerá con algo de grano. Utiliza 100 ASA sólo con luz solar intensa. Para el resto de situaciones, recomendamos 800 ASA.

Sencilla, ligera y con resultados divertidos. Perfecta para captar momentos espontáneos, ya sea en sujetos que se están moviendo o moviendo tú mismo la cámara para fotografiar sujetos o objetos que están en reposo.

Captura acciones, caras divertidas, saltos, bailes, besos, abrazos, pasos… Mueve la cámara hacia los lados, hacia delante o atrás, hacia abajo. Captura momentos de una forma distinta.

Más información en www.lomography.es